Juan de Mairena

Recuerdo muy gratamente mi primera lectura de Juan de Mairena. Aquel COU del 85 Machado dejó de ser mi poeta para ser una referencia ideológica y filosófica, un maestro de honestidad, humildad, generosidad y bonhomía.
Mi abuela lo había leído en Hora de España en los lejanos años de la guerra civil, y poder leerlo ahora en un libro que su nieta llevaba , subrayaba y comentaba le producía una enorme y nada secreta satisfacción. Aquel librepensador, enemigo del snobismo, profundamente indulgente con las debilidades humanas y no exento de humor, conquistó totalmente mi juvenil espíritu con frases como ” la poesía es el diálogo del hombre, de un hombre, con su tiempo”o “por mucho que valga un hombre nunca tendrá el valor más alto que el de ser hombre”.
Me parecía estar escuchándole en el íntimo acto de la lectura. Lo veía allí, en los balcones donde celebró el advenimiento de la República, y en sus clases de instituto, y en las tertulias, y en las tristes caravanas de tristeza de las que formó parte camino del exilio y de la muerte ( “Murió el poeta lejos del hogar/ le cubré el polvo de un país vecino…”).
Machado amó profundamente a su patria, pero no con un patrioterismo burdo y barato de gritos adocenados y golpes de pecho, ni con los ojos cerrados a sus grandes miserias, ni con la pistola preparada para disparar a cualquiera que no la vitoreara.
Machado, como otros muchos, soñó para el futuro una España más justa, más culta, más abierta, más crítica, preparada para afrontar los retos del siglo XX.
Los que os hablan de España como de una razón social que es preciso a toda costa acreditar y defender en el mercado mundial, esos para quienes el reclamo, el jaleo y la ocultación de vicios son deberes patrióticos, podrán merecer, yo lo concedo, el título de buenos patriotas; de ningún modo el de buenos españoles.”
” Cuando penséis en España, no olvidéis ni su historia ni su tradición; pero no creáis que la esencia española os la puede revelar el pasado. Esto es lo que suelen ignorar los historiadores.
Un pueblo es siempre una empresa futura, un arco tendido hasta el mañana.”
” La patria -decía Juan de Mairena- es, en España, un sentimiento sencillamente popular, del cual suelen jactarse los señoritos. En los trances más duros, los señoritos la invocan y la
venden; el pueblo la compra con su sangre y no la mienta siquiera.”

Lo leo ahora y me parece detener el tiempo, porque sigo asistiendo a su grandeza con la misma emoción y devoción que entonces. Es el viejo maestro el que me habla de nuevo, desde la eternidad que le hemos concedido los que le reelemos una y mil veces, y la que le conceden los que por vez primera se acercan a sus versos y sus prosas ,y la que le concederán, en un futuro, todos los que vendrán a las suaves orillas de sus libros.

4 comentarios sobre “Juan de Mairena”

  1. Juan Antonio dijo:

    Genial don Antonio Machado, enorme poeta y pensador. Juan de Mairena es una lectura imprescindible, de esas que no se agotan nunca y te descubren verdades y te iluminan cada vez que vuelves a leerla.

  2. Marisa dijo:

    Yo lo enseo cada ao con la misma emoción,esperando ver la cara de mis alumnos despus de leer eso de “Seor ya te llevaste/ lo que yo más quería,/ oye otra vez, Dios mío/ mi corazón clamar,/ tu voluntad se hizo Seor,/ contra la mía…/Seor ya estamos solos/ mi corazón y el mar”
    Tienes razón en eso de que nos ilumina cada vez que lo leemos.

  3. Fede dijo:

    ¿Cómo olvidar aquel curso del 94, cuando una profesora sustituta llenó de luz la clase explicando a Machado, con sus hermosos ojos y su dulce sonrisa y su simpatía y esa maravillosa forma de transmitir su amor por la literatura? Han pasado los aos y muchos seguimos esa senda que t nos descubriste y leímos, leímos y te idolatramos, y te escribimos poemas (malos algunos) y t los recibías con las manos abiertas y tu gran corazón. Recuerdo tu voz inundando la clase y cómo todos queríamos ser Machado para gustarte tanto como l te gustaba.
    ¡Cuántas envidias despertabas! Nunca te agradeceremos lo suficiente lo que nos enseaste a amar la literatura, y la lectura
    y como dices aquí la “buenahombría”. Me consta que an lo haces y que por donde vas Machado tiene un hueco preferente, como lo tienes t en los corazones de tus alumnos.

  4. Marisa dijo:

    Como agua de mayo viene ahora hasta mí tu comentario. S que no todos vemos igual a las personas. Siempre intento dar lo mejor de mí en todo lo que hago y s que a muchos no les gusta mi forma de ser y estar en el mundo. Pero yo soy así y así me afirmo, aunque debo moderarme, lo s ( llevo toda una vida intentando ser comedida, contenida y prudente y an no lo he conseguido) Guardo muy buenos recuerdos de mis primeros aos ( y muy buenos amigos).

Deje un comentario


Related Posts with Thumbnails