Archivo de la categoría "encuentros poéticos"

Año nuevo, nuevo libro: Esa helada verdad de la belleza,ed.Quadrivium.

Lunes, 7 de Enero de 2013

esa-helada-verdad-de-la-belleza-portada-simple.jpg

Y con este nuevo y recién estrenado año llega por fin mi libro de poemas Esa helada verdad de la belleza,publicado por Quadrivium, prologado por Miguel Ángel Yusta y con epílogo de Laura Gomez Recas,que es también mi compañera de edición con Llámame azul.Quiero dar las gracias a la editorial y a sus responsables por confiar en mí y en mi poesía en estos tiempos difíciles. Podrá adquirirse en la FNAC y allí haremos la presentación Laura y yo el 16 de éste mes.Después a seguir escribiendo, compartiendo, fraguando palabra en tiempos de ceguera, sin perder el sur, sin abandonar la lucha, resistiendo,y sabiendo con quién caminamos,hacia dónde y por qué…Gracias a tosdos los que hacen posible las cosas buenas que, a veces, pasan.

Haciendo balance…

Jueves, 16 de Febrero de 2012

Han pasado casi cuatro años desde que comencé este blog. “Cuando me paro a contemplar mi estado,/y a ver los pasos por do me han traído” no puedo por menos que sentir una extraña suerte de nostalgia. Y haciendo balance no puedo por menos que dar las gracias por todas las puertas que se han abierto, e incluso por las que se cerraron, y si me apuro, por las que nunca se abrieron. Estoy donde quiero estar, con quien quiero estar, con quienes quieren que esté. Proyectos, amigos, libros, alegrías, penas y emociones compartidas. Mucho por hacer, mucho por decir, mucho por defender. De todas las cosas buenas si tengo que quedarme con unas pocas querría destacar la presentación del libro Sólo la luz alumbra de mi buen amigo Manuel López Azorín en la Tertulia Hispanoamericana de Rafael Montesinos, que supuso para mí un gran reto y un honor, y la presentación del libro Futuralgia de Jorge Riechmann de la mano de mi buen amigo Eduardo Andradas, y la participación en los recitales organizados por la poeta dominicana Rosa Silverio, y las veladas poéticas en Los diablos azules o en Libertad ocho. Pero sobre todo quiero agradecer al diario Público y especialmente a Sol López-Barrajón y A Patricia Campelo, que hayan contado con mis textos para su proyecto Memoria Pública, y a la maravillosa voz de Alberto san Juan, que, leyendo un texto mío en el Teatro Bellas Artes, consiguió que sintiera , en algún lugar de mi memoria, cómo la mano de mi abuela apretaba fuertemente mi mano.
Gracias a la vida que me ha dado tanto…y a los que lo hacen posible cada día.

Gratitud y transferencias.

Jueves, 12 de Mayo de 2011

195735_212550818755865_6236133_n.jpg

A veces los recuerdos me reclaman.
Vienen a mí, habitan mis silencios,
se empañan en estar, buscan su hueco,
y me llenan las manos de palabras.
(Marisa de la Peña)

Marisa de la Peña
Si existe el agua, la transparencia, la ausencia de color, la limpieza palpable en la retina es ella quien la sabe sujetar sobre un poema. Acordona como pocos cada una de las etéreas láminas de viento y agua que soportan con estoicismo la carga del origen de la vida. Una vez atado el haz de invisibilidades, es capaz de revestirlo con un aroma a heno becqueriano o con el perfume a bestia que el poeta aspiró junto a Orihuela. Ella sabe… sabe aclimatar y dar aliento a esa transparencia prodigiosa. Lo hace de puntillas, delicada, atraviesa sin querer cualquier garganta y se clava en la sien de tal manera que la estancia reflexiva del silencio es parada obligada tras sus versos.
————-
Laura Gómez Recas y Fran Picón me dedicaron estas palabras como presentación en el segundo recital de “TRANSFERENZIAS”. Cuando algo así nos ocurre,cuando magníficos poetas, y lo que es mejor, magníficas personas, se refieren a una con palabras como estas, y cuando una sabe que nacen del afecto y la complicidad, no de la obligación ni del falso halago protocolario,entonces una( que no es de piedra) no puede por menos que sentirse feliz y a salvo. A salvo de las maledicencias, de las inquinas, de las falacias, de la prepotencia. A salvo, incluso, de mi propia vanidad.Gracias a todos los que hicistéis posible estos encuentros.Como muy bien dice Laura Gómez Recas “esto es lo que, seguramente, buscamos tanto. De nada sirven los reconocimientos, los libros, los premios, el nombre más o menos conocido… si no tenemos con quién compartirlo. Esta vez los versos han dado su verdadero fruto que no es otro que haber sido saboreados de verdad por los demás y haber conseguido unirnos en una noche tan especial.“.